Un EQUO para el futuro

La política es una locura y las cosas nunca pasan como uno las prevé, me atrevería a decir que como nadie las prevé.

Lo digo porque EQUO, el partido de la ilusión, del verde, de la novedad va ya caminando varios años desde aquel 2011 donde comenzó todo. Ahora está en un punto de adolescencia, en una serie de vorágines internas y externas en la que todo puede pasar. Recuerda que es duro pasar a la vida adulta y más difícil sobrevivir con dignidad.

Llegados a este punto quiero contaros de forma muy breve el EQUO que veo para el futuro, para los próximos años, para ganar a la gente, ganar elecciones y transformar radicalmente la realidad para tener un mundo mejor todos.

¿Cómo?

El EQUO para el futuro debe abanderar sin ambages “los planteamientos de la ecología política, la equidad social, la defensa de los derechos humanos y la regeneración democrática y ética.” Y eso, ¿cómo se hace? “En cooperación con la ciudadanía y los movimientos sociales”.

¿Cuándo?

“Es el momento de dar un paso decisivo y constituirnos en una organización política a la altura a los retos del siglo XXI y coherente con nuestros valores: radicalidad democrática, ética ciudadana, responsabilidad, autonomía y solidaridad. En este camino, utilizaremos medios organizativos acordes con nuestras finalidades emancipadoras, basados en la transparencia, la participación democrática, el trabajo en red y desde abajo”.

¿Dónde?

En nuestra tierra, porque “Europa necesita de una voz potente que promueva la transformación ecológica de la economía, la revolución energética y ambiental, la justicia distributiva, el estado del bienestar, la protección social, los derechos civiles y laborales, la igualdad de oportunidades, la diversidad ecológica, sociocultural y lingüística, y la paz entre los pueblos de nuestro planeta”.

¿Con quién?

Contando con las personas, siendo las personas siempre lo primero, poniendo en “práctica (una) política capaz de dar una respuesta de forma participativa a las demandas ciudadanas, recuperando la confianza de la población en la acción política y, por encima de todo, adoptando propuestas sólidas y novedosas dirigidas a la consecución de la justicia social y ambiental. Frente a las políticas de los partidos tradicionales, EQUO (debe) recuperar la política como un instrumento de transformación y gestión pública y colectiva que dé respuesta a las pequeñas necesidades y grandes aspiraciones de las personas y la sociedad para hacer posible la felicidad cotidiana dentro de los límites ecológicos del Planeta”.

¿Por qué?

Porque “EQUO (es) un proyecto abierto, en construcción, que será lo que las personas que se asocien a él decidan democráticamente que sea”.

Y piensa…

A veces es bueno tener un buen recuerdo y saber de dónde vienes porque, aunque lo creas olvidado, es la base de tu futuro.

¿Por qué digo esto? Porque todo lo que has leído entrecomillado más arriba corresponde al Manifiesto 4 de junio “Por un nuevo proyecto político compartido y comprometido con la ciudadanía y nuestro Planeta: Es el momento”. Es el documento inicial con el que los pioneros de EQUO hicieron un llamamiento al que muchos nos sumamos con ilusión, ganas y fuerzas. Aún hoy estamos aquí, sí estamos aquí.

¿Y tú, qué futuro quieres para EQUO?

Continuará…

Abraham Velázquez

@ECOabraham

 

Te dejo el breve manifiesto “Es el momento que hizo que todo empezara para muchos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s