Los Derechos Humanos… ¿se respetan?

Derechos Humanos¿De qué estamos hablando? ¿Conoces los Derechos Humanos?

No pretendo disertar, profundizar, reflexionar sobre los Derechos Humanos porque para ello ya hay grandes especialistas. Sólo pretendo contaros cómo me he ido indignando según he ido leyendo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por primera vez, de forma íntegra.

En mi opinión, el mundo sería otro si estos Derechos Humanos fueran derechos efectivos y reales para todos y en todos los rincones del Planeta.

En mi opinión, estos Derechos Humanos no se cumplen mientras haya violencia contra las mujeres, contra los niños… mientras haya violencia. No se cumplen mientras haya pena de muerte.

No se cumplen mientras haya explotación a los trabajadores, esclavitud o semiesclavitud. No se cumplen mientras la Educación, la Sanidad, la vivienda, la dignidad de las personas sean apoyadas, fomentadas y garantizadas.

No se cumplen mientras haya fronteras con cuchillas, muros contra las personas. No se cumplen en tanto haya países ricos y países empobrecidos, mientras las diferencias entre el que más tiene y el que menos sea superior en diez veces.

Os extraigo aquí sólo algo de lo que los Derechos Humanos intentan garantizar para TODA la humanidad. ¿De verdad crees que ya se respetan y no nos toca hacer nada?

Una primera idea importante: estos Derechos son para todos, sin exclusiones:

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y deben comportarse  fraternalmente los unos con los otros. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

La libertad de las personas tiene que ser respetada:

Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas. Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Sobre la igualdad ante la Ley… ¿Igualdad ante la Ley? Sí, eso declara los Derechos Humanos:

Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica. Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Toda  persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales, que la ampare contra actos que violen sus  derechos. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado. Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su  familia, su domicilio o su correspondencia.

¿Dónde vives? ¿Dónde quieres vivir? Pues también es un Derecho:

Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.

Sobre la libertad en la relación de parejas y familias:

Los hombres y las mujeres tienen derecho sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

También tenemos Derechos individuales:

Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión.

Y Derechos para vivir y actuar en comunidad:

Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas.

Se declara el Derecho de que todo ser humano pueda vivir con dignidad y a trabajar con dignidad:

Toda persona tiene derecho a la seguridad social y a obtener la satisfacción de los derechos económicos, sociales y  culturales, básicos. Toda persona tiene derecho al trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la  protección contra el desempleo. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y  satisfactoria, que le asegure una existencia digna. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses. Toda persona tiene derecho al descanso, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones pagadas. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, en especial, la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales. Toda persona tiene derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez.

Y también hay Derechos para proteger el futuro de la Humanidad:

La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. Toda persona tiene derecho a la educación. La instrucción elemental será obligatoria. Toda persona tiene derecho a la educación. El acceso a los estudios superiores será igual para todos. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales. La educación favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

¿La cultura? Sí, también forma parte de los Derechos Humanos:

Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad. Toda persona tiene derecho a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas.

Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos humanos se hagan plenamente efectivos.

Y, por último, tenemos derecho a exigir los Derechos Humanos:

Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad. Toda persona estará sujeta al reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás.

Si has llegado hasta el final,  me gustaría hacerte una pregunta: Los Derechos Humanos… ¿se respetan?

Enlace directo a la Declación Universal de los Derechos Humanos: http://www.un.org/es/documents/udhr/index_print.shtml

Abraham Velázquez Moraira

@70abraham

Anuncios

3 comentarios sobre “Los Derechos Humanos… ¿se respetan?

  1. Hablan de cuanto derecho se deba de tener, excepto el derecho a la propiedad privada. Parece que Derechos Humanos no lo considera importante para el ser humano, cuando en realidad es el derecho principal como motor para todo crecimiento personal, lo que es una de las causas del engrandecimiento de cualquier nación. Todo ser humano nace con el ese derecho que es el más natural de todos los derechos: trabajar para obtener sus
    pertenencias por las cuales luchará, muchas veces hasta con la propia vida, para conservarlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s